Escucha esta nota aquí

Guillermo Achá, presidente de YPFB Corporación, informó que a primeras horas de este martes el Gasoducto Carrasco-Cochabamba (GCC) sufrió una rotura a consecuencia de un deslizamiento en el sector de Carmen Mayu, El Sillar, en la carretera nueva entre Santa Cruz y Cochabamba. En el sitio se registró una fuga de gas natural, mismo que fue controlada mediante el cierre automático de válvulas de seguridad.

Hasta el sitio se trasladó una cuadrilla de personal especializado de YPFB Transporte, para realizar la reparación y habilitación del gasoducto. Dos grupos conformado por 26 personas cada cuadrilla, provistos de materiales, excavadoras y tractores, están trabajando y se estima que operen en la zona todo el día.

“El evento del GCC no compromete el suministro de gas a los usuarios domésticos en el occidente del País, ya que se transporta vía Gasoducto al Altiplano (GAA), aunque se tendrá que disminuir los volúmenes transportados mientras duren los trabajos de reparación”, indicó Achá en su cuenta Twitter.

De acuerdo con un informe de la estatal petrolera, se estima que los trabajos en la zona puede llevar hasta 48 horas, por lo que YPFB está coordinando de manera directa las entregas a los distintos usuarios industriales.