Opinión

... Cara a cara

El Deber 5/7/2018 04:00

Escucha esta nota aquí

El Mundial ya tiene a sus ocho platinados.  Desde el viernes inician el camino a la gloria. Pero quien se lleva la copa del ejemplo en educación y buenas costumbres es Japón, que logró enviar a un equipo sobresaliente en lo deportivo y en lo cultural. Tras la derrota con Bélgica en el último minuto de los descuentos (tras ir ganando 2-0) dejaron impecable el vestuario antes de regresar a su casa con un cartel de agradecimiento en ruso al país que los acogió. Por su parte, la afición nipona limpió en las tribunas todo lo que ensució antes de abandonar los estadios donde jugó. Japón, campeón mundial por adelantado. No levantará la copa el domingo 15, pero logró el aplauso planetario por su comportamiento.

El transporte público está en la mira de los usuarios y de las autoridades, así como los choferes por parte de los agentes de civil, que ya han detectado infracciones al menos a ocho micreros. Además de ser descubiertos cometiendo infracciones de tránsito, se los ha retenido por maltratar a los pasajeros. La degradación del transporte público en Santa Cruz de la Sierra raya en la vergüenza y el delito. Santa Cruz no se merece el transporte que tiene. El fin de tanta impunidad está cerca.

Un museo subacuático de arqueología irrumpe en el escenario de propuestas en Bolivia. Este proyecto inédito cuenta con 1.000 kilómetros cuadrados de potencial arqueológico y tiene el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), la cooperación belga y el Ministerio de Culturas. Una oportunidad para reivindicar el turismo cultural interno y externo.