La infección que provocó el decaimiento en la salud del cardenal Julio Terrazas ha sido cortada y ahora la recuperación del religioso es positiva, pero lenta ha informado su médico de cabecera Herland Vaca Diez.

Desde el anterior sábado, Terrazas permanece internado en la clínica Incor debido a una infección que le provocó un cuadro de deshidratación, además de los problemas renales y cardíacos que padece desde hace tiempo.

Vaca Díez sostiene que la diálisis que se le realiza al cardenal
diariamente para drenar el exceso de líquido de su cuerpo, le ha provocado un desequilibrio que hace que por momentos no sea consciente del lugar en el que está y del tiempo.

“Si se se mantiene como hasta ahora, mejorando, y conseguimos retirarle el exceso de líquido (de su cuerpo), mantenemos el mismo volumen de nutrientes que le estamos poniendo (vía intravenosa y por sondas), va a estar bien”, señaló el médico.