Escucha esta nota aquí

La elección judicial sirvió como una catarsis para el descontento generado por el fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), que habilitó a Evo Morales y a otras autoridades para reelecciones consecutivas sin restricciones. Según los datos preliminares del Tribunal Supremo Electoral, al 81% del conteo rápido, estableció que tanto en el Consejo de la Magistratura como en el Tribunal Agroambiental, los votos nulos superaron el 53%, un 11% más que en relación a la votación judicial de 2011.

Los votos blancos también bajaron o se mantuvieron. Fue 12,9 en el Tribunal Agroambiental (había sido 15,07% en 2011) y al 15,20% en Consejo de la Magistratura (alcanzaron los 15,8 en 2011). 

Entre tanto, los que bajaron fueron los votos válidos. Al 81% del conteo se puede establecer que alrededor de un tercio de la población se inclinó por algún candidato, casi un 10% en relación a 2011. En el Tribunal Agroambiental el 33,24% de los votos fueron válidos, mientras que en 2011 los válidos alcanzaron al 42,6%.

En el Consejo de la Magistratura el porcentaje de válidos fue menor, con un 31,04%, un 11% menos que en 2011.
Kattia Uriona, presidenta del Tribunal Supremo Electoral calificó la elección de exitosa y agradeció a todos los que coadyuvaron con el proceso.