Escucha esta nota aquí

El presidente boliviano Evo Morales se sumó el jueves en Caracas a la campaña "Obama deroga el decreto ya", al firmar uno de los libros en los que se recaban firmas para exigir a la Casa Blanca que suprima una disposición que señala a Venezuela como una "amenaza" para su país.

Morales estampó su rúbrica en uno de los libros en un acto público junto a su colega venezolano, Nicolás Maduro, que aseguró que hasta el momento se han reunido más de 13,4 millones de firmas.

"Estoy sorprendido porque en corto tiempo levantaron la firma de más de 10 millones para pedir a Obama que derogue el decreto. Felicidades al pueblo venezolano", dijo Morales en un multitudinario acto.

Agregó Morale sque "todo el mundo" está con Venezuela. "Prácticamente todo el mundo está con el pueblo venezolano, esa es la unidad del pueblo venezolano y el mundo lo escucha para defender nuestra soberanía y dignidad", refrendó.

El gobierno chavista seguirá con esta campaña a pesar de que Obama ha asegurado en las últimas horas que "Venezuela no es una amenaza para Estados Unidos y Estados Unidos no es una amenaza a Venezuela".

Maduro había sostenido que llevaría estas firmas a la Cumbre de las Américas de Panamá, a celebrarse viernes y sábado y a la que también asistirá Obama, pero decidió que la campaña siga hasta el 30 de abril y que una vez concluida los libros sean enviados a Washington.

Baja la tensión con Estados Unidos

Las tensiones entre Washington y Caracas parecen haber cedido un poco luego de que el pasado martes Ben Rhodes, integrante del Consejo de Seguridad Nacional (CSN), señaló que "Estados Unidos no cree que Venezuela represente amenaza alguna para su seguridad".

Maduro se congratuló este jueves de la decisión de Obama de "contradecirse" y señaló que se podría "iniciar una nueva era histórica de las relaciones" entre Venezuela y Estados Unidos siempre y cuando no sea sólo una decisión "coyuntural" con motivo de la cumbre de Panamá.

"Yo lo pongo sobre la mesa, a menos de 24 horas de empezar la cumbre de Panamá, yo le pregunto a Obama por qué firmó ese decreto. Si no responde (...), será imposible abrir una nueva era", dijo.

El presidente venezolano relató además que la noche del miércoles estuvo reunido más de tres horas con Thomas Shannon, consejero del Departamento de Estado norteamericano que llegó el pasado martes a Caracas.

"Ayer recibí al enviado de Obama. Lo cortés no quita lo bolivariano, lo revolucionario (...). Le dije, con todo respeto, que ojalá todo lo que voy a decir (...) llegue de verdad a donde tiene que llegar y se abran las compuertas de una nueva etapa de relaciones respeto" de Estados Unidos hacia Venezuela, relató.