Escucha esta nota aquí

Combatientes del movimiento rebelde chií de los Houthis tomaron el control, este martes, del palacio presidencial, en el sur de Saná, Yemen, y están bombardeando la residencia del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, situada en la zona oeste de la capital.

Un grupo de houthis -que acompañaba a la comisión creada por Mansur Hadi para verificar el alto el fuego firmado el lunes entre la Presidencia y los rebeldes- comenzaron una discusión con los guardias presidenciales que derivó en un enfrentamiento, informaron fuentes oficiales y testigos.

Tras los choques, centenares de combatientes chiíes irrumpieron en el palacio y se dispersaron por el edificio, forzando a los empleados y guardias presidenciales a abandonarlo.

Según se pudo comprobar, los rebeldes fieles al líder del movimiento, Abdelmalek al Houthi, han cerrado todas las ventanas del palacio presidencial y han instalado puestos de control en todas las calles de acceso a ese edificio.

Se espera que en las próximas horas Al Houthi se dirija a los yemeníes en un discurso que será emitido por Al Masira, la televisión oficial de este movimiento, según informó la propia cadena.

Por otro lado, la ministra yemení de Información, Nadia al Sakaf, confirmó que los rebeldes se han hecho ya con el control del edificio presidencial "en un intento de forzar la caída del régimen", según escribió en su cuenta oficial de Twitter.

La ministra añadió que los rebeldes están atacando la casa de Mansur Hadi desde lo alto de los edificios que rodean la residencia del presidente yemení.