Escucha esta nota aquí

El proyecto “Prevención del uso indebido de drogas en las comunidades educativas de Bolivia" busca llegar a 2.000 docentes y 50.000 estudiantes de La Paz, Oruro Cochabamba y Santa Cruz.

El plan, lanzado hoy, será puesto en práctica por la Organización de las Naciones Unidas Contra las Drogas y el Delito (UNODC) y el Consejo Nacional de Lucha Contra el Tráfico Ilícito de Drogas (Conaltid).

El representante de la Secretaría de Coordinación del Conaltid, Sabino Mendoza, dijo a EL DEBER que existe "intranquilidad" ante los índices de consumo de drogas en Santa Cruz y que se espera ejecutar acciones de prevención para frenar la problemática. 

"Estamos tomando las tareas que corresponden como medidas de prevención. El consumo es bajo, pero no podemos nosotros quedarnos tranquilos; al contrario, nos intranquiliza y tenemos que hacer algo", sostuvo.

Mendoza explicó que, dentro de los próximos meses se encarará un estudio para ver la prevalencia del consumo en población universitaria y evitó comentar sobre la violencia como consecuencia del narcotráfico en la capital cruceña. 

Mientras, el representante en el país de la Organización de las Naciones Unidas Contra las Drogas y el Delito (UNODC), Antonino De Leo, valoró el compromiso del Gobierno para prevenir el consumo de estupefacientes. 

"Existe relación entre la violencia y la vulnerabilidad hacia el uso indebido de drogas (...) Es necesario ahondar las habilidades para el diálogo porque la vulnerabilidad hacia el riesgo de consumo inicia incluso en el embarazo", precisó el funcionario. 
?
Los datos oficiales del Gobierno indican que Santa Cruz tiene el mayor consumo nacional de cocaína, que llega al 0,3 por ciento de sus habitantes, es decir que tres de cada 1.000 usó esa droga al menos una vez en su vida.