Escucha esta nota aquí

YPFB Corporación no da plazos para la culminación de los trabajos de mantenimiento en la Planta de Urea de Bulo Bulo. Este complejo fue inaugurado en septiembre de 2017 y desde esa fecha pasó por dos procesos de revisión programada. 

El senador de Demócratas Óscar Ortiz cuestionó que en tan corto tiempo la obra esté paralizada y que a la  fecha la estatal no dé una explicación coherente. Además, afirmó que el 11 de diciembre solicitó la realización de una inspección, pero ese pedido no prosperó. 
“Nos creen tontos a los bolivianos, no puede ser que una fábrica que se paralizó en diciembre, la reactivaron el 1 de febrero, nuevamente entre en mantenimiento un mes después”, cuestionó.

El lunes, en un comunicado de prensa, el vicepresidente nacional de operaciones de la estatal petrolera, Gonzalo Saavedra, informó que en la planta se realizan trabajos de mantenimiento, con el fin de garantizar la óptima operación del complejo.
Empero la explicación no convence a Ortiz, y a expertos que en la víspera cuestionaron el manejo que hace la estatal de esta situación de la industria.

“Es la inversión más grande de proyectos industriales en el país, han gastado en la planta, camiones y el ferrocarril  $us 1.300 millones. Cualquiera se da cuenta de que estas explicaciones no pueden ser reales”, acotó.
Se buscó una respuesta sobre los tiempos que demorarán los trabajos de mantenimiento en la planta de urea con YPFB, pero no fue posible una versión sobre el tema.

Licitación de mantenimiento

El 22 marzo de 2017, según consta en la página de contrataciones de YPFB,  la estatal adjudicó la licitación del mantenimiento del complejo a la firma norteamericana Proplant Inc, por  la suma de $us 88,89 millones. El tiempo establecido del contrato fue de dos años (730 días). 
Sin embargo,  un mes después el acuerdo fue disuelto y la adjudicación se declaró desierta.

En el fallido proceso, la norteamericana se comprometía a cumplir 10 servicios,  desde la dotación de equipos y herramientas, repuestos, personal para el mantenimiento y operación de la planta, además de dar servicios permanentes. 

Ubicación empeora calidad

El punto geográfico donde se encuentra esta planta fue cuestionado por diversos expertos en el sector energético. Se consultó al Colegio de Agrónomos de Santa Cruz sobre el impacto que genera el lugar (trópico) en la calidad del producto final. 

Desde la institución afirmaron que al ser Bulo Bulo una zona muy húmeda, su ambiente deteriora la calidad de la urea.

“Es un problema ya que los productos que contienen nitrógeno como es el caso de la urea son higroscópicos, así, si no se dan las buenas condiciones al producto puede llegar a deteriorarse”, indicaron.

En la institución agregaron que si la urea se expone mucho al clima tropical no cumple con su función.
Se indicó que la zona ideal, es con baja humedad para almacenar el producto

Datos 

Inversión
La inversión en esta planta superó los $us 900 millones. Entró en operaciones en el mes de septiembre de 2017.

Exportación
El Gobierno firmó un acuerdo para exportar 335.000 toneladas a Brasil.

Abastecimiento
Ayer, en horas de la mañana,  se restableció el suministro de urea en la localidad de Montero que se suspendió el lunes.

Tags