Escucha esta nota aquí

No hace falta participar en extenuantes maratones para cosechar los beneficios del ejercicio físico. Según un estudio observacional publicado en el Journal of the American College of Cardiology (JACC), basta correr apenas 5 o 10 minutos diarios para disminuir la mortalidad cardiovascular y, de este modo, aumentar la expectativa de vida.

El sedentarismo es uno de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares y está aumentando en todo el mundo. Más de la mitad de la población adulta no cumple con las recomendaciones de actividad física semanal. En Asia, la cifra sube al 80%.

La Organización Mundial de la Salud recomienda actualmente un mínimo de 150 minutos semanales de ejercicio moderado o 75 minutos semanales de actividad vigorosa. Pero un nuevo análisis muestra que no es necesario transpirar tanto para bajar la mortalidad cardiovascular.

Tras analizar cuestionarios de actividad física de 55.000 adultos a lo largo de 15 años, cuatro universidades de Estados Unidos llegaron a la conclusión de que trotar de 5 a 10 minutos a nueve km/hora reduce la muerte prematura.