El alcalde electo de Portachuelo (provincia Sara) Juan Carlos Borja quedó en libertad esta madrugada tras prestar declaración ante el fiscal Iván Quintanilla, en las dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

Borja, que estaba prófugo desde mayo, no pudo asumir el cargo porque sobre él pesaba una orden de aprehensión librada por el Ministerio Público debido a que no se presentó a declarar sobre denuncias en su contra por la supuesta utilización de una libreta de servicio militar falsa y por uso de influencias.

El fiscal, tras la declaración, levantó la detención del burgomaestre para que se defienda en libertad pues las investigaciones continúan.

En Portachuelo, hace días, el Concejo Municipal designó a un alcalde interino que ahora cederá su lugar al titular.