Escucha esta nota aquí

Ha sido una experiencia muy bonita. Me llevo muchos amigos bolivianos”, dijo el reguetonero colombiano al terminar la entrevista con Sociales&Escenas y firmar el libro de visitas ilustres del Diario Mayor. El intérprete de La Temperatura llegó al encuentro con la prensa con dos horas y media de retraso. Incluso, mandó a decir que no atendería a los medios que lo aguardaban, pues estaba agotado, sin embargo, cuando apareció mostró su mejor sonrisa. Se quejó del calor, pero no se quitó la chaqueta de rapero neoyorquino que llevaba a pesar de los 38º grados centígrados que sofocaron ayer a Santa Cruz de la Sierra.

La curiosidad
La estrella habló sobre las claves de su meteórica carrera: perseverancia, dedicación, disciplina y amor. Además, confesó que su principal meta para el 2016 es continuar de gira por el mundo.
Con un nuevo disco bajo el brazo (Pretty boy, dirty boy), lo cuestionamos sobre el grado de participación en su música, considerada como el futuro del género, el cantante de 21 años dijo que se entrega un 100%. “Desde la preproducción hasta la posproducción. Me gusta estar pendiente de lo que pasa con mi música. No soy productor pero más o menos entiendo lo que puede funcionar. Yo me encargo de la melodía y la letra. Excepto de la producción musical”, explicó.

Los entendidos consideran que Medellín (Colombia) es el nuevo epicentro de la música urbana latina y Maluma tiene una explicación para ello. “Ha sido un viaje muy bonito el que hizo el género, desde Puerto Rico, donde nació todo, hasta Colombia. Nosotros cogimos nuestro propio sonido. Intentamos evolucionar y poco a poco nos hemos ganado el respeto de los grandes de la industria. Como tú sabes, actualmente hay muchos artistas urbanos boricuas que viven en Colombia y están trabajando”.

Sobre las tentaciones peligrosas que trae el éxito el candidato al Latin Grammy dijo que no le preocupan, pues su familia se encarga de que mantenga los pies sobre la tierra