Una nueva polémica rodea a la familia Jackson. Según el portal estadounidense TMZ la mamá del rey del pop, Katherine Jackson (86), denunció a su sobrino Trent Lamar, de 52 años, por abusos sicológicos.

Según la demanda, el polémico familiar accedió a las cuentas bancarias de la mujer sin su permiso, utilizó sus tarjetas bancarias sin autorización y la sometió durante años a un abuso mental que la ha mantenido en un “constante estado de miedo y confusión”, por lo que ella no se siente segura en su casa.

Trent actualmente vive en la casa de los Jackson, ubicada en Encino (Los Ángeles) sin pagar ningún tipo de alquiler. Al principio fue empleado por la familia como conductor con un salario anual de seis cifras y, al poco tiempo, Katherine intentó despedirlo, pero no pudo porque la agredió.

Su entorno teme que pueda hacerle daño físicamente ahora que las acusaciones formales están en marcha. Por eso, el juez encargado del caso ha emitido una orden de alejamiento por la que Trent no podrá acercarse a menos de 90 metros y por la que tiene que desocupar la casa y devolver todas las llaves que tenga de la residencia.