Escucha esta nota aquí

Tenía puestos los zapatos que a Andrea no le gustaban. Es que Helen Álvarez, madre de la víctima, tiene que estar cómoda para un largo recorrido: lograr que William Kushner Dávalos sea sentenciado con 30 años de prisión sin derecho a indulto. Ayer, la joven Andrea Aramayo Álvarez fue enterrada en La Paz en medio de globos de colores y pedidos de justicia.

Andrea y William salieron el miércoles por la madrugada de un bar después de que supuestamente sostuvieron una discusión, y ella presuntamente fue atropellada por el vehículo conducido por él. Kushner fue enviado al penal de San Pedro acusado de feminicidio. Ahí espera su sentencia.

Ruta de colores

Andrea tuvo ayer una despedida peculiar. El cortejo fúnebre, llamado la ruta de colores, partió de su velorio rumbo al Palacio de Justicia de La Paz. En el trayecto, que duró tres horas, hubo cinco paradas, y en cada una, Helen Álvarez, periodista y madre de Andrea, emitía mensajes a su hija.

“Andrea vine con los zapatos que no te gustan. Los necesito hijita porque son los más cómodos, ya que esta marcha será la más larga, terminará cuando se dicte 30 años de cárcel sin derecho a indulto para tu asesino”, fue el primer mensaje que lanzó Álvarez.

En otra parada, la madre dijo que “no sirve” la ley que defiende a la mujer de la violencia y criticó el sistema de justicia. Cerca a las 14:00 de ayer, Andrea fue enterrada en el cementerio Jardín de La Paz.
Por su parte, la familia de William emitió su pesar por el deceso de Andrea y espera la condena de la justicia.


,