Escucha esta nota aquí

Las autoridades argentinas mantienen este miércoles la alerta por fuertes vientos en las zonas inundadas por el fuerte temporal de lluvias en el centro del país, que causó tres víctimas fatales y miles de evacuados.

Con el cese de las precipitaciones "está bajando el agua y hay gente que ha empezado a volver a sus casas", informó el director de Defensa Civil de la provincia de Buenos Aires, Luciano Timerman.

Sin embargo, el pronóstico de vientos fuertes del sudeste, que impiden el desagüe normal de los ríos, hace temer que la mejoría se revierta en las próximas horas.

Timerman indicó que alrededor de 10.000 bonaerenses han abandonado sus hogares por las inundaciones y que en la mayoría de casos son autoevacuados que buscan refugio en casa de familiares y amigos, lo que complica el recuento oficial.

Según medios argentinos, la cifra de evacuados es de 4.000 y los afectados ascienden hasta 20.000.

Zonas afectadas

El temporal, que tuvo su cumbre de actividad entre el domingo y el lunes, dejó más de 230 milímetros de agua en la provincia de Buenos Aires, más que todo el promedio de agosto.

La localidad más afectada ha sido Salto, donde las aguas alcanzaron una crecida histórica de 9,30 metros y hay unas 700 personas evacuadas, más miles más que han abandonado de forma preventiva sus hogares.

En Luján, situada unos 60 kilómetros al oeste de Buenos Aires, medio millar de personas siguen evacuadas ante el desbordamiento del río Luján, que el martes por la noche superó los 5,30 metros y alcanzó la basílica de la virgen patrona de Argentina, informaron fuentes del ayuntamiento.

El Gobierno y varias ONG ha comenzado a distribuir alimentos, mantas, colchones y ropa entre los damnificados, que también recibirán beneficios sociales durante los próximos tres meses para aliviar su situación.

La provincia de Buenos Aires es la más afectada por las inundaciones, pero el temporal castigó también a la vecina Santa Fe, donde hay 300 evacuados, y en la capital argentina buscan a una persona desaparecida tras caer al río de la Plata el pasado fin de semana en el automóvil que conducía.

Pronóstico

Según el Servicio Meteorológico Nacional, los vientos, con ráfagas de hasta 70 kilómetros por hora, persistirán hasta mañana, jueves, mientras que en el norte de la provincia de Buenos Aires se esperan también lluvias intermitentes hasta el viernes.