Escucha esta nota aquí

La llegada de Destroyers a la Liga marca un hecho relevante para el fútbol cruceño y nacional. Por primera vez, desde la fundación de la Liga, Santa Cruz tendrá seis equipos ya que además de los cuchuquis, estarán Blooming, Oriente, Guabirá, Sport Boys y Royal Pari que viene de coronarse campeón de la Simón Bolívar y que se estrenará en el profesionalismo.

Esta situación plantea la posibilidad de que el torneo de 2018, que crecerá de 12 a 14 equipos, tenga el sistema regionalizado, en procura de equilibrar las fuerzas ya que de los últimos 14 torneos que se han jugado en Bolivia, 11 han sido dominado por Bolívar y The Strongest de La Paz. El mismo presidente de la Liga y la FBF, Carlos Ribera, ya habló de esa chance.

Antes, hasta el año 2000, Santa Cruz llegó a cinco equipos ya que además de Blooming y Oriente, estaban Guabirá, Real Santa Cruz y Destroyers. Pero desde ese año descendieron los tres últimos no siendo constantes porque sus vueltas a la Liga duraban un par de años. Hoy hay dos nuevos actores: Sport Boys, ascendido en 2013 y Royal Pari, que se estrenará.

El mapa futbolístico cambiará porque los cruceños tendrán que viajar menos, se ahorrarán en pasajes y en hoteles y tendrán más posibilidades porque podrán jugarán a nivel del mar. Además es sabido que los duelos entre cruceños suelen ser atractivos, sin tregua, lo que le puede dar un sazón más al torneo. Esto sin descuidar lo que sucede a nivel 'político'.

Los cruceños pueden tener aún más fuerza dirigencial actuando en bloque para las decisiones que consideren pueden ser en beneficio de sus clubes y el fútbol nacional.