El transporte pesado dio plazo hasta el jueves para que el Gobierno los convoque a una reunión y debatir sus pedidos en el tema impositivo, como se comprometieron el 5 de febrero, antes de Carnaval.
El sector bloqueó en diferentes carreteras del país y las zonas fronterizas, por seis días, demandando al Gobierno la universalidad de facturas en los descargos para compensar el Impuesto al Valor Agregado (IVA), suprimir el crédito fiscal en la facturación de combustible, devolver multas originadas por errores en sus facturas, entre otros puntos.

Bajo el compromiso de pactar una reunión posterior, el sector decidió suspender los bloqueos y esperar la convocatoria luego del referéndum, invitación que por ahora no se ha oficializado. “El sector mantiene el mismo pedido anterior. Esperaremos hasta el jueves una respuesta. De no hacerlo, vamos a llamar a un ampliado y se activarán nuevas medidas”, dijo el presidente de la Cámara Boliviana de Transporte Internacional, Fidel Baptista.

Aclaró que no han presentado ninguna otra carta solicitando la reunión, sino que se basan en la carta enviada por el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, cuando suspendieron el paro anterior.
Consultado al respecto, el ministro de Economía, Luis Arce, dijo la anterior semana que no tenía “nada que hablar” con los transportistas.
Baptista señaló que esperan reunirse con el presidente del Estado, Evo Morales