Escucha esta nota aquí

El Papa Francisco, de 78 años, dijo en una entrevista con el diario argentino "La Voz Del Pueblo" que una de las cosas que más extraña desde que fue nombrado máximo jerarca de la iglesia católica es salir a la calle e ir a una pizzería.

"¿Qué añora de su vida previa al papado?", le preguntaron y su respuesta fue: "Salir a la calle. Eso sí lo añoro, la tranquilidad de caminar por las calles. O ir a una pizzería a comer una buena pizza", dijo el pontífice entre risas.

Ante esta respuesta, el periodista le recomendó que pida un delivery de pizza al Vaticano, pero el sabor nunca será el mismo al que estaba acostumbrado Francisco en Buenos Aires. Además, la razón principal para el pontífice es que salir a la calle tiene su toque especial.

"Sí, pero no es lo mismo, la cuestión es ir allí. Yo siempre fui callejero. De cardenal me encantaba caminar por la calle, ir en colectivo, subte (subterráneo). La ciudad me encanta, soy ciudadano de alma", dijo el papa.

La nota titulada “Añoro ir a una pizzería y comer una buena pizza” ha sido retomada por los periodistas de "Munchies", donde resaltan que aunque el Papa sea el líder mundial de la Iglesia Católica...¡también le encanta comer pizza!

 "¿Podría ser este el Papa de todos los tiempos con el que es más fácil identificarse? Después de todo, una pizza perfecta y una siesta adecuada es a veces todo lo que se necesita para sentirse más cerca de Dios", se lee en la nota.