Escucha esta nota aquí

El Gobierno, que pretende implementar en el país el Sistema de Seguro Universal de Salud (SUS), sin haber realizado un estudio responsable y serio, ¿de dónde va a sacar el dinero para que este proyecto tenga resultados a mediano y largo plazo en beneficio de sus asegurados?

En mi criterio, no existe un solo boliviano que no esté de acuerdo en que se aplique el SUS en Bolivia; en lo que no estamos de acuerdo es que este Gobierno, después de 13 años, lo trate de implementar a estas alturas, a sabiendas de que no va a tener el éxito que debería tener, porque sabe que este seguro no va a ser una realidad, simple y llanamente porque es propaganda política para captar votos y después dejar a todos peregrinando de hospital en hospital sin ser atendidos. Para el funcionamiento del SUS en Bolivia hay que hacer una ley, porque el derecho a la salud y a la seguridad social está establecido en la CPE en sus art. 18, 35 y 36. El Gobierno quiere arrancar con un decreto, ¿tiene esto seriedad?

Tuve la oportunidad, de acuerdo a la Ley 341, de ser miembro de Control Social de la Caja Nacional de Salud (CNS) de Santa Cruz por dos periodos, en los que vi de cerca los múltiples problemas que sufren los asegurados, especialmente personas de la tercera edad y con patologías graves. Tanto es así que no existen insumos ni medicamentos porque los jefes de cada especialidad no insertan en su POA el monto económico de dichos insumos, esto porque las autoridades encargadas no administran eficientemente la CNS de Santa Cruz.

La CNS cruceña tiene casi un millón de asegurados, de los cuales el sector activo aporta por la parte patronal el 10% de manera mensual, percibiendo por ello cerca de $us 1 millón mensuales (sin contar con la aportación de los jubilados). Si se tiene ese ingreso económico, ¿por qué la administración de la CNS de Santa Cruz no es eficiente y eficaz con sus asegurados? La respuesta es sencilla: porque a la politiquería se suman múltiples actos de corrupción, la pésima atención de parte de algunos médicos y enfermeras, la falta de medicamentos y de camas en el Hospital Obrero y la atención rápida y oportuna en las programaciones tanto para consultas como para cirugías; la demora del pago del reembolso de gastos de medicamentos, la falta de insumos para las operaciones con patologías graves, etc.

¿Por qué, hasta la fecha, no se dio cumplimiento a la institucionalización de la CNS de acuerdo a la Ley 006? ¿Por qué el Gobierno promulga leyes y no las cumple? Porque no existe voluntad de mejorar la salud, y solo quieren manejarla políticamente, como en el caso del SUS.