Escucha esta nota aquí

El empresario azucarero Mariano “Kiko” Aguilera negó las acusaciones de su supuesta implicación en una red de proxenetismo de adolescentes desbaratada por la Fiscalía la semana pasada, que involucra a una adolescente de 15 años y a otros dos empresarios, uno de ellos con reclusión en Palmasola.

El azucarero de Guabirá aseguró, este miércoles ante los medios de comunicación, que hay personas que lo quieren extorsionar y que solo buscan aprovecharse de la “gente de bien”.

“A esos delincuentes, a esa gente de corbata y de guantes blancos que están atrás, buscando cómo extorsionar a la gente de bien”, dijo Aguilera.

Asimismo, el empresario pidió al Estado continuar con las investigaciones de redes de extorsión que hay en el país.

Cuesta construir una familia como la mía, una industria como Guabirá, para que unos delincuentes quieran aprovechar y sacar provecho extorsionando a la gente. Es por eso que pido al Estado Nacional que sigan investigando a todas esas redes de extorsión que hay en este país”, agregó el azucarero.

El caso
?

Un artículo publicado por La estrella del oriente indica que una menor fue víctima de proxenetismo por su compañera de colegio (de 15 años), y que en el caso "estaría implicado el empresario azucarero Mariano ‘Kiko’ Aguilera".

De acuerdo a la misma fuente, hasta el momento hay dos personas con detención preventiva en a cárcel de Palmasola. Uno de ellos es R.J.R., un empresario ganadero de 57 años de edad y la otra persona es un empresario, de nombre R.N.

El caso 1014/15, de abuso sexual agravado, según ese diario, es llevado adelante por la fiscal Rosa Rivero quien indicó a La Estrella... que la información es confidencial.