Escucha esta nota aquí

La negociación para normalizar las relaciones diplomáticas entre Bolivia y Estados Unidos iba por buen camino. Ayer, la intención se obstaculizó por una declaración del Departamento de Estado de EEUU, que desvirtuó el Monitoreo de Cultivos de la Hoja de Coca realizado por la Organización de Naciones Unidas (ONU). Esta apreciación recibió una fuerte respuesta del Ejecutivo nacional que calificó el informe de la Casa Blanca como “erróneo e incompleto”.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) emitió su informe sobre cultivos de coca en la gestión 2014. El documento establece que en Bolivia hay una extensión de 20.400 hectáreas de cultivos del arbusto. Sin embargo, Estados Unidos persiste en que esta cifra es errónea y que en Bolivia la superficie de producción de la hoja milenaria alcanza las 35.000 hectáreas, según se evidenció en el portal del Departamento de Estado de EEUU.

“Los resultados hablan por sí solos. La desinformación política del Departamento de Estado (de EEUU) no conseguirá su propósito de desvirtuar el esfuerzo que el pueblo y el Gobierno de Bolivia realizan contra el narcotráfico”, protestó el Ministerio de Gobierno a través de un comunicado de prensa.

40% de coca desviada
El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, admitió que el 40% de la coca que se produce en el país es desviado a la producción de cocaína. Un 60% de la hoja verde llega a los mercados legales del municipio de Sacaba, en Cochabamba, y del barrio Villa Fátima, en La Paz.

Este dato alarmó al Departamento de Estado y ofreció métodos para colaborar a Bolivia en la lucha antidroga.
“Estados Unidos continúa buscando maneras de cooperar con el Gobierno boliviano en áreas tales como la detención de los traficantes de drogas, lo que altera la producción de cocaína, y la incautación de drogas ilícitas y precursores.

Los Estados Unidos utiliza una variedad de métodos, incluyendo imágenes de satélite, como base para la estimación de los cultivos de coca en Bolivia. Tenemos confianza en nuestra metodología”, dice el informe que se publicó en el portal del Departamento de Estado.

Al respecto, el presidente Evo Morales dijo que “el origen del narcotráfico está en los países del sistema capitalista”. El mandatario afirmó que no habrá “coca cero”, pero tampoco un libre cultivo de la hoja