Escucha esta nota aquí

El Gobierno de Bolivia y sus representantes no responderán a ninguna "provocación" de las autoridades de Chile y, por el contrario, apostarán por un "clima positivo" con el vecino país. Así lo decidió el Consejo Marítimo que se reunió este lunes en La Paz a la cabeza del presidente Evo Morales.

El expresidente Carlos Mesa, parte de este Consejo y vocero de la demanda ante el mundo, señaló que esto va en consonancia con el "espíritu de diálogo" en el que se basa la demanda presentada ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Mesa informó que uno de los temas clave abordados este lunes en el Consejo Marítimo es que Bolivia evite la confrontación y sea consistente con su argumentación ante la CIJ, de que la solución a su reclamo de acceso al Pacífico debe ser alcanzada por la vía del diálogo.

Bolivia debe mostrar al mundo, como lo ha estado haciendo, "una voluntad de diálogo y una voluntad constructiva", sostuvo Mesa a medios de comunicación.

"No es la lógica de un país que busca una solución por la vía del
diálogo en la Corte Internacional de Justicia el responder a una
provocación o plantear una provocación", arguyó el exmandatario al
ser preguntado sobre las tensiones bilaterales que el tema ha provocado en las últimas semanas.

El caso Allende 

Desde que Bolivia planteó en 2013 su demanda, ambos países han
mantenido una tensa relación con acusaciones mutuas, cuyo último
episodio implicó al fallecido mandatario socialista chileno Salvador
Allende (1970-1073) y su posición sobre la demanda marítima.

El Gobierno de Bolivia publicó el domingo un inserto a página completa en el diario chileno El Mercurio en el que afirma que Allende favorecía la concesión de un acceso soberano al mar.

El ministro chileno de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, replicó el mismo día que Allende nunca negoció con Bolivia un acceso soberano al mar y consideró que decir eso responde a "una estrategia comunicacional" del Gobierno boliviano.

Al respecto, Mesa insistió este lunes en que, a juicio de Bolivia,
Allende sí tuvo una postura con relación a la demanda marítima y eso es lo que el país andino ha querido plantear públicamente a través
de la prensa chilena.

Viaje a Chile 

Asimismo, confirmó que siguen en pie sus planes de viajar
próximamente a Chile para explicar que la demanda boliviana no está
vinculada al Tratado de 1904, como afirman las autoridades de
Santiago, sino que "está basada en los actos unilaterales de los
Estados".

Aún no hay una fecha para ese viaje, "pero el tema continúa en la
misma línea, una línea no de confrontación, sino de explicación a la
comunidad chilena sobre nuestro punto de vista", agregó Mesa.

En su visita a Chile el expresidente estará acompañado del
canciller
boliviano, David Choquehuanca, y ambos buscan reunirse con
movimientos sociales y de izquierda afines con la causa de Bolivia.

Demanda ante la Haya
?

Con la demanda presentada en 2013, el Gobierno boliviano pretende
que la CIJ emita un fallo que obligue a Chile a negociar de buena fe
y en firme el centenario pedido boliviano de una restitución del
acceso soberano al Pacífico que perdió en una guerra a fines del
siglo XIX.

En esa guerra Bolivia perdió 400 kilómetros de costa y 120.000
kilómetros de cuadrados de territorio.

La argumentación boliviana sostiene que varios gobiernos de Chile
hicieron ofertas formales a Bolivia para solucionar su situación de
falta de acceso al mar, pero no se concretaron.