Escucha esta nota aquí

Tres de las cuatro personas heridas en la explosión de un ducto en el municipio de Villa Montes, permanecen en la sala de terapia intensiva de una clínica privada de Santa Cruz. Fueron derivadas el miércoles debido a la gravedad de sus quemaduras. Hasta anoche la situación de los pacientes era crítica.

Se trata de una familia que fue alcanzada por las llamas provocadas por la fisura de una tubería que transportaba este carburante a Argentina. La zona del accidente está en la comunidad Pelícano, que está a 25 kilómetros de Villa Montes, el centro urbano más cercano de esta región rural.

La magnitud de la explosión arrasó dos casas del pueblo.

Una de estas viviendas era habitada por Dionicio Franco (41 años), su esposa Filomena Subía (33), e hijos Jhoselin (6) y Marvin (7 años). Las llamas de la explosión, lastimaron sus cuerpos. La tragedia quedó registrada por fotos y videos que circulan por las redes sociales.

Los cuatro fueron evacuados por helicóptero y llevados hasta la clínica Foianini en Santa Cruz.

Diagnóstico

De estos heridos, solo el pequeño Marvin de siete años se encuentra fuera de peligro.

El vicepresidente Alvaro García Linera, llegó ayer a visitar a los heridos. Tras la visita informó que el menor solo presenta quemaduras en sus manos y espalda.

“Marvin está bien, me pidió soda y picante, que es su plato preferido”, dijo la autoridad.

García Linera anunció que la familia se quedará en esa clínica el tiempo que sea necesario para encarar su recuperación.

La autoridad, además señaló que los gastos de estadía en este centro de salud serán cubiertos por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y reiteró que el Gobierno nacional reconstruirá las viviendas que fueron destruidas por el incendio.

Reunión en Villa Montes

Ayer funcionarios de YPFB Transporte y técnicos de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) se reunieron con los pobladores de la comunidad Pelícano. Los habitantes aún están conmocionados por lo ocurrido. Mientras los representantes del Estado se comprometieron a resarcir el daño ocasionado por el accidente.

Además, reiteraron que el accidente se produjo por factores externos, cuando un grupo de personas operaba maquinaria pesada cerca del ducto.

“Se trató de una acción externa”, explicó ayer el vicepresidente Alvaro García Linera.

Esta explosión ocurrió en la zona por donde se extiende el gasoducto Santa Cruz-Yacuiba, que también es usado para exportar gas a Argentina.

El suministro de gas natural al vecino país está garantizado, indicaron desde Yacimientos que remarcaron que el accidente no fue responsabilidad de ellos.

El fuego afectó unas dos hectáreas de la zona. El siniestro fue sofocado gracias al despliegue de un equipo de bomberos y efectivos de la policía, que controlaron el accidente.

Cifras del tema

5
PERSONAS HERIDAS

Fue el resultado de esta explosión. Dos están fuera de peligro, las otras en situación crítica.

2
HECTÁREAS

De la comunidad Pelícano fueron arrasadas por las llamas, otras dos casas se vinieron abajo.