Escucha esta nota aquí

La embajadora de Estados Unidos en las Naciones Unidas, Nikki Haley, demandó al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, que investigue a las delegaciones de Bolivia y Cuba tras las escandalosas interrupciones que ocasionaron el martes 16 de octubre en la sede del Consejo de Económico y Social de las Naciones Unidas, en la ciudad de Nueva York.

De acuerdo con América Tevé, ese día por iniciativa de Estados Unidos se discutió la situación de los presos políticos en Cuba y se lanzó la campaña “Jailed for What?" (Presos ¿por qué?), que responsabiliza al gobierno cubano por violaciones a los derechos humanos en la isla.

El evento se tornó caótico cuando los diplomáticos de Cuba y Bolivia comenzaron a golpear las mesas y gritar consignas con el propósito de boicotear el evento.

Mira el video que está disponible solo en inglés (el incidente inicia en el minuto 3:30):

Los panelistas tuvieron que hacer un gran esfuerzo para poder intervenir puesto que el ruido provocado por los diplomáticos impidió que el evento transcurriera con normalidad.

En una carta a Guterres enviada este viernes, a la que tuvo acceso la cadena Fox News, Haley criticó que, debido al comportamiento escandaloso de las delegaciones de Cuba y Bolivia, el evento diplomático se convirtió en una escena de turbas y causó un daño significativo a la propiedad de las Naciones Unidas".