Escucha esta nota aquí

En las últimas horas trascendió que José Alí Meza, el mejor jugador de Oriente, tiene otro destino para 2018, más allá de que lo une un contrato de tres años con el club albiverde, que por ahora no tiene nada oficial.

Se sabe que en Bolivia, los clubes grandes quieren tener a Meza, pero también hay interés de equipos del exterior, eso fue lo que contó el delantero a un allegado, por lo que dejó en veremos su permanencia en el plantel refinero.

En Oriente, los dirigentes, dejaron claro que Meza es intransferible, pero eso es solo un decir, ya que el delantero de gran desempeño individual durante todo el año tiene una cláusula de salida, que según se sabe es de $us 750.000, es decir que si alguien paga esa cantidad no tendrá inconvenientes para hacerse con los derechos del goleador refinero.

Al comienzo de este torneo, José Ernesto Álvarez, presidente albiverde, hizo un gran esfuerzo para adquirir los derechos federativos de Alí, que renovó su contrato por tres años, una decisión que fue un acierto porque se convirtió en una gran inversión para el club tras el buen desempeño mostrado por el jugador.

“Lo último que hablé con Alí es que demorará algunos días en regresar de su país, pero no me habló sobre algún interés de clubes del exterior”, se limitó a decir Mario Flores, director deportivo de Oriente.

Por ahora, el plantel fue licenciado hasta el 27 de este mes, cuando comenzará la pretemporada con el nuevo entrenador refinero, Néstor Clausen, que será presentado el martes.