La Asociación Nacional de la Prensa se pronunció este viernes a propósito de la decisión del Gobierno de poner en vigencia el seguro de vida para los periodistas, asegurando que se trata de una "imposición" que afectará la economía de los medios.

El miércoles pasado se aprobó el decreto que reglamenta la ley del Seguro Privado de Vida para Trabajadoras y Trabajadores de la Prensa de Bolivia Hermanos Peñasco Laime.

"La imposición de un nuevo tributo lesiona la economía de las empresas periodísticas -ya afectadas por la obligación de publicar avisos gratuitos de campañas que corresponden a las funciones específicas del gobierno a través de sus diferentes secretarías- y en consecuencia lesiona también la economía de sus trabajadores al disminuir sus propios ingresos por concepto de prima anual", señala un comunicado de la ANP emitido este viernes.

A criterio de la ANP, esta norma al dificultar el funcionamiento de los medios privados e independientes, la norma también afecta a las libertades de expresión y de empresa, ampliamente reconocidas y protegidas por la Constitución Política del Estado.

"En una carta dirigida a la Ministra de Comunicación, enviada antes de la promulgación del decreto reglamentario, la ANP ratificó nuevamente su respaldo a un seguro de vida para los trabajadores de los medios impresos, pero advirtió la inconsistencia, fragilidad y vulnerabilidad del seguro promovido por el gobierno porque adolece de adecuados cálculos financieros", acota el documento.

La entidad que agrupa a los principales medios escritos de Bolivia señala que varias preguntas no han podido ser respondidas en los tres años de trámite de esa ley como el montó de recaudación, el número de beneficiarios y el monto que se pagará al beneficiario.

"Con la seriedad que ha caracterizado al análisis de la ANP, el 19 de julio del pasado año, advertimos a los miembros del Poder Legislativo que la ley modificatoria era susceptible de caer en distorsión y malversación por la fragilidad de la norma", recuerda la Asociación Nacional de la Prensa.