Escucha esta nota aquí

Con maquinaria pesada iniciaron este miércoles los trabajos de limpieza en las calles en las que ayer corría una mazamorra producto del rebalse río Taquiña en la comunidad de Mollo Mollo, en el municipio de Tiquipaya en Cochabamba.

El gobernador Iván Canelas visitó este lugar en el que se prevé se concluyan las obras urgentes hasta finales de noviembre. Esto debido al temor que tienen los comunarios que no quieren vivir otra tragedia como la ocurrida en febrero de este año cuando fallecieron cinco personas producto de la fuerza del agua del río.

Isaura Cruz, vecina de Mollo Mollo, contó a EL DEBER que la comunidad se ha unido y entre todos han colaborado para que las viviendas que ayer fueron afectadas, puedan volver a ser habitables. Los afectados esta vez fueron Marco Burgo, Santiago Cruz, Marcelina Verduguez, Gregorio Alanés y Mario Torrez que vieron como el lodo hizo estragos en el interior de sus casas. 

"Han podido ingresar. Se limpió con ayuda de los vecinos y funcionarios de la Alcaldía. En las viviendas no hubo daño estructural aunque el lodo llegaba por encima de las rodillas", dijo.

La Gobernación también se comprometió a ayudar a estas personas con víveres, se colocarán alarmas tempranas y se repondrán los ductos que se había llevado la mazamorra y que servían para proveer de agua a cinco comunidades de la zona.