Escucha esta nota aquí

El traspaso de Thibaut Courtois al Real Madrid es cuestión de horas. El portero belga quiere regresar a la capital española, donde viven sus hijos y donde jugó en el Atlético de Madrid y el Chelsea estaría dispuesto a venderle, ya que su contrato acaba en 2019 por una cifra que puede rondar los $us 46.570.000.

En Bélgica publican que el contrato que firmará Courtois será por cinco temporadas, a razón de $us 13.970.000 al año y que el jugador se encuentra en Tenerife esperando novedades. Pero según afirma Sky Sports, el equipo inglés no quiere dejar salir a su portero sin tener atado a su sustituto.

Te puede interesar:

Inicialmente la gran opción del Chelsea era Alisson, pero la estratosférica oferta del Liverpool parece que ha cerrado su fichaje por una cifra que ronda los $us 76.840.000 y el portero brasileño ya estaría viajando para pasar reconocimiento médico con los reds.

Así que el equipo que ya dirige Sarri tiene que buscar una nueva alternativa para la próxima temporada, donde el nombre que suena con más fuerza es el de Kasper Schmeichel. Perteneciente al Leicester, el guardameta danés, hijo del mítico portero del Manchester United, ha realizado un gran Mundial. Su selección llegó hasta los octavos de final donde cayó ante Croacia en la tanda de penaltis, parando Schmeichel dos lanzamientos y uno previo en la prórroga a Modric.

También puedes leer:

El portero danés tiene 31 años y realizó una histórica temporada 2015/16 en la que el Leicester ganó la Premier League. Al igual que Courtois es un portero alto (1,89 por el 1,99 del belga) y pese a que es más veterano (Courtois tiene 26 años) ha explotado tarde y parece que quiere probar en un equipo grande una vez ha entrado en la treintena.

Leicester cierra la puerta
El Leicester no facilitará la salida de Schmeichel y según Sky Sport, el Chelsea también maneja la opción de recuperar a Petr Cech, que defendió su portería durante once temporadas hasta que Courtois le arrebató la titularidad y el checo salió con destino al Arsenal. Uno de sus mayores hándicaps es que tiene 36 años, por lo que sería una opción abogando por la experiencia a corto plazo.