Escucha esta nota aquí

La Gobernación de Santa Cruz, a través de la Secretaría de Medio Ambiente, lanzará una licitación pública para contratar a una empresa que se encargue de hacer el estudio técnico legal del impacto ambiental generado por la expansión urbana en la zona del Urubó.

Cinthia Asin, titular de dicha secretaría, indicó que esto se enmarca en la resolución administrativa 007 que la Gobernación aprobó el 2017, referida a la pausa administrativa de la recarga identificada de los acuíferos de la zona del Urubó, que abarca a los municipios de Porongo, Portachuelo y Colpa Bélgica. 

Asin dijo que la pausa administrativa continúa vigente, pero que se ha desistido de hacer la auditoría ambiental por observaciones de la Contraloría. “Vamos a hacer evaluaciones técnicas ambientales en esa zona para identificar y determinar los impactos ambientales causados por la expansión de la mancha urbana de Porongo, Portachuelo y Colpa Bélgica”, remarcó.  

El estudio se hará en 100.000 hectáreas y también abarcará a los procesos de aprobación de los proyectos urbanísticos, pues la finalidad es tener la información suficiente para la toma de decisiones sobre medidas restrictivas y administrativas en la zona de recarga del Urubó. 

Una vez que se tenga listo el estudio, se lo remitirá a la Contraloría “para que actúe de oficio como lo está haciendo ahora, preocupada por el medioambiente”.