Escucha esta nota aquí

El Fiscal General del Estado, Ramiro Guerrero, determinó la intervención de las oficinas del Ministerio Público en La Paz, debido a algunas irregularidades que ocasionan un mal servicio a la población. Anunció procesos y despidos contra funcionarios. 

"Nuestros equipos están revisando despacho por despacho; si un fiscal no está, deberá decir dónde esta. Si está en una audiencia, debe existir el decreto de la audiencia y si no es así, ese fiscal va a ser destituido", afirmó la autoridad en entrevista con los medios. 

Explicó que existen denuncias en temas de violación que fueron conciliados y que no se aplica en su totalidad la premisa de una "Fiscalía de puertas abiertas". Aseguró que se revisarán todas las oficinas y las dependencias. 

"No entiendo por qué la Fiscalía abre sus puertas a las 8:00, cuando el trabajo es de 24 horas y por eso, desde mañana, se abrirá a las 7:00. Hemos venido a tomar decisiones en el trabajo; no es posible que se cometan faltas graves y no haya sanción", argumentó Guerrero.