Escucha esta nota aquí

El fotógrafo colaborador de National Geographic, Luciano Candisani, capturó un ejemplar diferente de una anta (tapir), que no es del característico color marrón oscuro si no... ¡blanca!.

"Mi corazón dio un vuelco cuando al revisar las fotos de una noche, el tapir blanco apareció de repente en uno de los cuadros", indicó Candisani.

Este animal formaba parte de una leyenda local entre las personas que viven en un área protegida de la selva tropical del Atlántico (al sur de Brasil).

Los cuentos despertaron el interés de Candisani quien quería capturar a la bestia fantasmal en una película. Así fue, que en mayo de 2014, el fotógrafo viajó a la Reserva de Votorantim en búsqueda del tapir extraño.

El especialista creó una cámara que es como una trampa pues toma una fotografía cada vez que algo pasa frente a ella. Luego de esperar mucho tiempo en la oscuridad, pudo lograr su objetivo.

Según la página web de National Geographic esta podría ser la primera vez que el animal es capturado en una imagen.