Escucha esta nota aquí

El presidente Mauricio Macri advirtió ayer de que a Argentina, cuya crisis económica elevó la pobreza al 27,3% en el primer semestre, le esperan tiempos difíciles, en una declaración al día siguiente de acordar una ampliación de su préstamo con el FMI hasta 57.100 millones de dólares. “Tenemos meses difíciles por delante. Pero nuestro objetivo sigue siendo el mismo, siempre, siempre reducir la pobreza”, dijo Macri.

El ministro de Economía de Argentina, Nicolás Dujovne, estimó un crecimiento del 5,2% para fines de 2019 gracias al nuevo acuerdo alcanzado con el FMI, que, según dijo, permitirá hacer las reformas necesarias para captar inversiones y estabilizar la economía.

Mientras tanto la pobreza en la población urbana de Argentina se situó en el 27,3% durante el primer semestre del año, 1,6 puntos porcentuales por encima de la tasa registrada en el anterior periodo, en la segunda mitad de 2017, informaron fuentes oficiales.

Según indicó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) en un informe, el índice de indigencia se situó en la primera mitad de 2018 en el 4,9 % de las personas, 0,1 puntos porcentuales más.

En comparación interanual con el primer semestre de 2017, el índice de pobreza se redujo entre enero y junio de este año 1,3 puntos porcentuales y el de indigencia otros 1,3. Si bien desde el segundo semestre de 2016 los datos de pobreza registraron progresivas bajadas, el aumento de la tasa conocida ayer está influida por la crisis económica que vive el país, principalmente por la abrupta caída del peso ante el dólar iniciada a finales de abril pasado -que todavía continúa- y la alta inflación.

La estadística señala que a finales de junio pasado se encontraban por debajo de la línea de pobreza 1,77 millones de hogares, lo que supone 7,58 millones de personas.

Asimismo, 344.009 hogares se encuentran, a su vez, bajo la línea de indigencia, lo que incluye a 1,35 millones de personas.

La medición tiene en cuenta el nivel de vida en los 31 centros urbanos más poblados del país.

El informe difundido ayer es el quinto sobre la pobreza que realiza el Indec tras la llegada de Mauricio Macri a la Presidencia argentina, a finales de 2015, y el primero de este ciclo que arroja como resultado un aumento en el índice.