Escucha esta nota aquí

La cúpula del MAS en Santa Cruz da un paso atrás y ahora dice que no se expulsó a los masistas Margoly Guzmán y Salustio Flores por las críticas que hicieron sobre la definición de candidatos, sino que se los suspendió temporalmente de las filas del masismo.

Según el senador electo por el MAS, Carlos Romero, Guzmán y Flores fueron alejados del partido por decisión de la Coordinadora Departamental del Proceso de Cambio (Codelcam) para que “reflexionen y asuman una decisión proactiva” dentro del partido y negó que en el MAS se definieron las listas de candidatos a “dedazo” como afirmaron algunos disidentes masistas.

Sin embargo, la versión de Romero contradice a la que dieron el sábado pasado el entonces candidato a alcalde capitalino, Jaime Santa Cruz, y su colega, Rodolfo Vallejos, por el municipio de Cabezas, cuando aseguraron que el líder del MAS Evo Morales expulsó a Guzmán y a Flores por promover movilizaciones contra la nómina de candidatos que definió el Codelcam.

“Es una resta que suma, es decir, tanto mejor porque él nunca fue respetuoso de las decisiones políticas y orgánicas del MAS”, dijo Romero en una conferencia de prensa que dio junto al candidato a gobernador Rolando Borda en las oficinas regionales del Ministerio de Gobierno.
Pese a la explicación que dio el senador electo sobre la selección de postulantes a autoridades municipales y a la Asamblea Departamental, el ex senador masista y ahora candidato a alcalde por la agrupación ASIP, Félix Martínez, reiteró sus acusaciones contra la ministra de Desarrollo Productivo, Nemesia Achacollo, y la diputada electa, Gabriela Montaño, porque, según él, son las directas responsables en la elaboración de la nómina de postulantes.

Alistan campaña
El candidato a gobernador por el MAS, Rolando Borda, ya alista su estrategia de campaña proselitista y estará centralizada en el tema autonómico, generación de empleos e inversión con el sector privado.
Según Borda, las autoridades de Santa Cruz se “aplazaron en el tema autonómico” porque no adecuaron el estatuto y evitaron tener relación directa con el Gobierno central para agilizar proyectos para la región