Escucha esta nota aquí

Se llama iDisc el nuevo sistema de frenos diseñados por el fabricante alemán. El corazón es la aplicación de un nuevo material para construir los discos: el carburo de tungsteno. La ventaja más grande es la reducción del 90% de la producción de las odiosas partículas que se generan durante el frenado. De esta manera se elimina los tradicionales discos en aleación de carbono, mejorando al mismo tiempo la estética del auto ya que casi no se ensucian los aros y reduce la contaminación del medio ambiente con la eliminación de este polvo negro.