Escucha esta nota aquí

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salmán, calificó de “incidente repulsivo” el asesinato del periodista crítico con el reino Jamal Khashoggi, en sus primeras declaraciones sobre este caso, que provocó un escándalo internacional.

Tras una conversación telefónica con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dedicada al asesinato, el 2 de octubre en el consulado del reino en Estambul, Mohamed bin Salmán prometió que “no se romperán los vínculos con Turquía”.

“El incidente fue muy doloroso para todos los saudíes, es un incidente repulsivo y nadie puede justificarlo”, dijo el príncipe heredero en el Future Investment Initiative (FII), una conferencia económica celebrada en Riad, en sus primeros comentarios públicos sobre este escándalo.

“Los responsables deberán rendir cuentas (...) y al final prevalecerá la justicia”, aseguró el hombre fuerte de Arabia Saudí en árabe.