Escucha esta nota aquí

Este martes, el canciller de Chile, Heraldo Muñoz, ha restado importancia a la decisión que tomó el presidente Evo Morales de no acompañar a la delegación jurídica boliviana para presentar sus alegatos orales del juicio contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

"Esté o no esté es indiferente para los argumentos que vamos a presentar en la corte, que es que la corte no tiene competencia para pronunciarse sobre un tema que fue regulado por un tratado de 110 años de existencia. Estamos preparados para alegar nuestros puntos de vista independientemente de quién tengamos al frente", dijo Muñoz al término de un encuentro con representantes del Senado, la Cámara de Diputados y la presidenta chilena Michelle Bachelet.

Chile argumenta que la CIJ no tiene competencia para ver el caso sobre la base de que dicho tribunal sólo puede dirimir conflictos posteriores a 1948, cuando se suscribió el Pacto de Bogotá, que le dio origen.

Evo no viaja a La Haya

El presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gonzales, descartó que el presidente Evo Morales viaje a los alegatos que se realizarán entre el 4 y el 8 de mayo para abordar la impugnación que presentó Chile, y que busca que la corte se declare incompetente para pronunciarse sobre la demanda en que Bolivia busca que se obligue a "negociar" de buena fe una salida al mar "con soberanía".

Gonzales anunció que la comisión estará presidida por el canciller David Choquehuanca y el agente ante La Haya y expresidente de Bolivia (2005), Eduardo Rodríguez.

A la delegación boliviana se sumarán el vicecanciller, Juan Carlos Alurralde, el vocero de la demanda marítima y expresidente boliviano (2003-2005), Carlos Mesa; el procurador General del Estado, Héctor Arce; el secretario general de la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar), Emerson Calderón Guzmán.

Se estiman que los resultados de los alegatos por la competencia del tribunal internacional, se podrían conocer en noviembre de este año.