Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, confirmó, en una conferencia de prensa, que el concierto de artistas del programa Yo me llamo, realizado el 29 de octubre en la cárcel de Palmasola, tenía autorización del Régimen Penitenciario, pero consideró que no debió efectuarse en horario nocturno, por lo que no descartó sanciones si se comprueba que no se tomaron las previsiones.

El festival tuvo lugar la noche del jueves en el pabellón PC-4. Vecinos e internautas hicieron correr la voz por las redes sociales sobre el bullicio que provenía del penal, en el que supuestamente hubo consumo de bebidas alcohólicas.

El comandante de la Policía, Sabino Guzmán, y el gobernador de la cárcel, Johnny Rojas, negaron que hubiera alcohol e indicaron que se trató de una actividad recreativa sana.
“Entendemos que los internos pueden tener  derecho a una actividad recreacional, pero sí nos ha llamado la atención que se haya llevado adelante a las 23:00, un horario inadecuado. He pedido un informe complementario. Si hubo excesiva permisividad, tomaremos las medidas disciplinarias internas”, señaló Romero