Escucha esta nota aquí

Fernando Verdasco protestó al juez de silla porque decía que alguien situado en la zona del equipo del australiano le molestaba entre el primer y el segundo saque. Thanasi  Kokkinakis se metió en la conversación y empezó entonces la discusión, asegurando que esa persona que señalaba no era un aficionado cualquiera, sino su padre.

“No, no es tu padre. Me refiero al de al lado, el hombre con sombrero”, le contestó Verdasco. “Es mi maldito padre”, respondió el australiano. “Ah, lo siento entonces. No lo sabía”, dijo por su parte el español. El partido por la tercera ronda del Masters 1.000 de Miami terminó (3-6, 6-4 y 7-6(4)) en favor del ibérico.