Escucha esta nota aquí

Después de permanecer en terapia intensiva por dos días, murió Francisco Palencia Rodríguez, el chofer de trufi que fue baleado en el cuello por un joven en Montero la madrugada del 25 de diciembre.

La víctima había sido trasladada desde Montero hasta el Hospital Japonés de la ciudad de Santa Cruz para tratar de salvarlo, pero falleció la madrugada de este sábado.

La salud de Palencia Rodríguez empeoró progresivamente desde que fue baleado. Los médicos aseguraron este viernes, que el paciente padecía de una insuficiencia renal y que sus posibilidades de sobrevivir se reducían.

En la madrugada del 25 de diciembre, Johnny Beltrán Soto de 19 años disparó contra Palencia Rodríguez en Montero, cuando este se negó a trasladarlo en su vehículo a Santa Cruz.

Tras la muerte del chofer, "la situación jurídica se complica, ya estaríamos hablando de un homicidio”, indicó Jorge Espejo, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Montero a los medios de comunicación.
?

Durante su ataque el pistolero hirió al chofer y a otras dos personas. Además, puede ser cautelado por tercera vez debido a que apareció una víctima de violación en Yapacaní que dice haberlo reconocido como autor del abuso.

“Si se confirma el tema de la violación de la menor en Yapacani, se lo cautelaría por tercera vez, por la fiscal de este municipio”, agregó Espejo.

Los restos mortales de Francisco Palencia serán velados en Santa Cruz este sábado. La familia exige la pena máxima para el pistolero.