Escucha esta nota aquí

Finalmente el momento tan ansiado llegó. Dalma Maradona dio el 'sí, quiero' a Andrés Caldarelli, su novio desde hace cinco años. Su padre, Diego Maradona, no estuvo, pero sí estuvieron su madre, Claudia Villafañe; su hermana Gianinna, y su sobrino, Benjamín Agüero, que entraron con ella y la acompañaron hasta el altar.

La pareja fue bendecida a través de una ceremonia especial no religiosa a cargo del sicólogo social Lito Dorfman, que fue contratado en 2002 por Telefe para oficiar las ceremonias de casamiento que se realizaban en el programa La gran propuesta, que condujo Claribel Medina.

"Dalma caminó hasta el altar, la esperada Andrés. Cuando hay emotividad y amor de verdad todo sale bien, fue muy lindo", expresó Dorfman al dejar el lugar.

Uno de los momentos más emotivos fue el ingreso de la novia con el Ave María entonado nada más y nada menos que por Luciano Pereyra, quien sin embargo luego se retiró y no se quedó a formar parte de la fiesta. 

Como testigos privilegiados hubo unos 350 invitados, como Jey Mammon, Mica Vázquez, Malena Guinzburg, Jimena Barón, Fernando Burlando, Barby Franco y Sergio Goycochea.

El último invitado famoso en llegar al lugar fue el actor Pablo Echarri, en compañía de su mujer, Nancy Dupláa, que ingresaron cerca de las 19:30. Aunque claro, está, si bien posaron las cámaras, no hablaron por el pacto de confidencialidad que tienen con los novios.

En ese momento, enfundada en un vestido del diseñador venezolano Ángel Sánchez que compró especialmente durante un viaje a Nueva York, la novia solo tendrá ojos para el rugbier que la supo conquistar hace ya un lustro. 

En las inmediaciones del lugar se dispuso de un vallado especial y un food truck para que el periodismo pueda trabajar cómodamente. Sin embargo, si bien en un principio se especuló con que los novios podrían salir a dar la foto a la prensa, finalmente no sería así.