Escucha esta nota aquí

Cadex, CAO, Fenca y la Federación de Cañeros Santa Cruz son algunas de las instituciones que piden al Gobierno que tome en cuenta sus proyectos o peticiones con el propósito de mejorar la producción de alimentos. La seguridad jurídica ha sido una traba para el agro, ahora piden que se revise la función económica social en un periodo comprendido entre 5 y 10 años.

Oswaldo Barriga, gerente general de Cadex, señaló que a pesar de los precios internacionales menos favorables para los productos agrícolas locales, la visión estratégica deber ser producir más, con mejor calidad, industrializar y diversificar.

Incorporar nuevos productos en la oferta de exportación, aumentar la capacidad productiva en la industria cercana al 100% y reactivar los sectores que se encuentran deprimidos, como el forestal, textil y agrícola, según el Plan Nacional de Diversificación Productiva de la Cadex.

“Un mayor tiempo para la verificación de la FES, el uso de más transgénicos y más carretera y puentes en el país son algunos de los temas que queremos tratar a detalle con el Gobierno”, expresó el gerente de la CAO, Edilberto Osinaga.

Por su parte, Adelino Gutiérrez, presidente de la Federación de Cañeros Santa Cruz, indicó que tienen un proyecto para instalar un centro de investigación y que necesitan que los créditos productivos se adecuen a los tiempos que maneja el sector azucarero, ya que con los plazos actuales no pueden acceder a ellos.

El sector arrocero tiene una propuesta para aumentar la producción implementando sistemas de riego en una extensión de 13.000 hectáreas por año. La proyección es pasar del método productivo tradicional de secano a riego para duplicar el rendimiento promedio de 3 a 6 toneladas por hectárea.

Existe potencial
“En la medida que el Gobierno defina cuándo es el momento oportuno y que no hay riesgos de provisión interna alguno, existe la posibilidad de abrir nuevos mercados para los granos bolivianos”, dijo el gerente de Louis Dreyfus Commodities Bolivia, Alberto Ospital