Escucha esta nota aquí

Nunca el tema marítimo cohesionó al modelo político boliviano. Esta unidad logró incomodar al Gobierno chileno, ya que la administración de Evo Morales desplegó un aparataje diplomático, jurídico y comunicacional para obtener respaldo internacional a la demanda marítima. En Santiago dicen que La Paz “extremó” su estrategia y existen críticas a los medios de comunicación que publicaron un inserto que ratifica los dichos del expresidente Salvador Allende cuando pidió una salida soberana al mar para Bolivia.

El portavoz de la demanda marítima y expresidente, Carlos Mesa, reflejó la situación que vive el país tras las estrategias que se ejecutaron. Llegó a la conclusión de que la “coherencia” y la “unidad” que se lograron en torno al tema mar incomodaron al Gobierno chileno, algo inédito hasta el momento.

“Este equipo está trabajando consistentemente de manera unida con varias instancias. Esa coherencia, el sentido de equipo, pero sobre todo, la consistencia de nuestro fundamento jurídico, es lo que se debe valorar. Bolivia está demostrando al mundo que dos exjefes de Estado están apuntalando al presidente Morales como una prueba de unidad”, expresó Mesa.

Reunión del Consejo
El mandatario se reunió ayer en Palacio Quemado con el Consejo Marítimo. Al salir de la cita, Eduardo Rodríguez Veltzé, agente de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), manifestó su confianza en el sustento jurídico que tiene la demanda marítima.

“Nosotros, como país, respetamos a ese tribunal (CIJ) al que hemos llegado y esperamos que nuestra contraparte también así lo haga”, destacó Rodríguez Veltzé, que viajó a La Paz para participar de la reunión del Consejo, donde están los ministros de Relaciones Exteriores, de la Presidencia, de Gobierno, de Defensa, de Transparencia, y el Procurador General del Estado.

La estrategia comunicacional es clave para consolidar la demanda. Uno de los pasos fue publicar un inserto en medios chilenos que apoye la demanda. Eso fue algo correcto, según detalló Mesa. “Son puntos de vista refrendados. Allende sí estuvo de acuerdo en que Bolivia recupere su acceso soberano al mar, y eso se publicó”, justificó.

Toda esta arremetida fue criticada por el canciller chileno, Heraldo Muñoz, quien consideró que La Paz extrema su ofensiva. “No tienen argumentos suficientes desde el punto de vista jurídico, y por eso tienen que extremar estas dimensiones comunicacionales”, apeló el diplomático.
Mientras, el diputado chileno Jorge Tarud reprochó a los medios que publicaron la separata que auspició el Gobierno