Escucha esta nota aquí

Países de todo el mundo, muchos representados por sus jefes de Estado y de Gobierno, firmaron ayer el Acuerdo de París contra el cambio climático en una ceremonia en la sede de las Naciones Unidas. El presidente Evo Morales fue uno de los firmantes y en su intervención advirtió que la humanidad será testigo de la destrucción del planeta si no se cumple el acuerdo aprobado en París en 2015.

El pacto quedará ahora pendiente de las ratificaciones nacionales y entrará en vigor una vez que 55 países, que sumen en total el 55% de las emisiones globales, hayan completado esos procesos.
El presidente francés, François Hollande, fue el primero en estampar su firma en el documento, que a lo largo de ayer firmaron un total de 175 naciones. Quince Estados depositaron ayer mismo esos instrumentos de ratificación y por ello firmaron el acuerdo inmediatamente después de Hollande, cuyo Gobierno lideró las negociaciones que se cerraron en diciembre de 2015.

La mayoría de ellos son pequeños Estados insulares muy afectados por el calentamiento global, como Palau, Fiji o las Maldivas, aunque entre ellos figuran también otros como Somalia o Palestina.

Uno por uno, los representantes de cada país fueron desfilando por el podio de la Asamblea General para poner su firma en un mismo libro que incluye el texto del acuerdo en español, inglés, francés, árabe, chino y ruso (los seis idiomas oficiales de la ONU).

Morales pidió cumplir meta
Tras ese primer grupo de países procedieron a la firma los líderes que intervinieron en la apertura de la ceremonia, entre ellos los presidentes de Perú, Ollanta Humala; Brasil, Dilma Rousseff; y Bolivia, Evo Morales.
“Si no cumplimos los acuerdos y compromisos de París, en los próximos 20 o 30 años la temperatura subirá entre 5 o 6 grados y seremos testigos de la destrucción del planeta y de la vida”, aseguró Morales.

Las metas del acuerdo
La Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático fue completada el pasado 12 de diciembre en París, al final de la reunión de la Conferencia de las Partes (COP21), y adoptada por 196 países.

Entre otras medidas, fijó el compromiso mundial para mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de los 2 grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales y proseguir los esfuerzos para limitarlo a 1,5 grados C.

También definió la necesidad de promover el desarrollo económico con bajas emisiones de gases de efecto invernadero, "de un modo que no comprometa la producción de alimentos", y orientar los flujos financieros en ese sentido.

El actor estadounidense Leonardo DiCaprio exigió ayer a los líderes de todo el mundo ir más allá de los acuerdos contra el cambio climático y advirtió de que "el planeta no se salvará si no dejamos los combustibles fósiles bajo tierra, donde pertenecen"