Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales afirmó que el respaldo del papa Francisco a la causa marítima se traduce en un apoyo mundial y ratificó que su visita a Bolivia tuvo un fin pastoral, pero fue un "regalo" el hacer mención a la salida soberana al océano Pacífico.

"Yo siento que todo el mundo nos apoya mediante el papa para volver al mar. Ese no es regalo del pueblo sino de los sectores sociales, que si no decían Evo presidente, no había nada. Yo ando contento y feliz", aseveró el mandatario durante un acto en Potosí. 

Recordó los encuentros previos que tuvo con el Pontífice y ratificó que la visita para que visite territorio nacional era eminentemente pastoral, pero agradeció que Francisco inste al diálogo con Chile, tal cual pide la demanda presentada ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

"No calculamos, aunque sabía, en la primera reunión le planteé el tema del mar y me pidió más documentación. Evidentemente, invitamos con fines pastorales, habló muy bien del proceso de cambio. Dijo que le gusta el vivir bien, pero señaló que eso no significa pasarla bien", dijo la autoridad.

El papa, durante uno de sus discursos, afirmó que "está pensando en mar" y dijo que la única ruta para dar solución al diferendo es el diálogo, palabras que en Chile causaron varias repercusiones, aunque se intentó minimizar el apoyo. 

Conoce más: El anhelo boliviano no es injusto