El Gobierno pidió prudencia a la Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin), que en la víspera anunció movilizaciones a pocos días de la visita del papa Francisco a Bolivia, en defensa de áreas preconstituidas de trabajo.

"El diálogo con los sectores está abierto y también con los cooperativistas. He escuchado que los transportistas también han amenazado con medidas", explicó el viceministro de coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada.

Dijo que "estando tan cerca de la visita del papa sería prudente que este tipo de movilizaciones se pudieran suspender" y recalcó que existe predisposición por parte del Gobierno de atender los reclamos de cualquier sector. 

En la víspera, el presidente de Fencomin, Alejandro Santos, convocó a toda la dirigencia de los cooperativistas a un ampliado nacional que para el próximo 30 de julio, mismo que podría definir posibles movilizaciones o bloqueo de caminos.