Escucha esta nota aquí

Se supone que la cita debía quedar en reserva, como la mayoría de los encuentros políticos de estos días previos a la convocatoria a elecciones primarias. Pero un periodista filtró todo: se había enterado de una reunión en Santa Cruz entre Samuel Doria Medina, jefe de Unidad Nacional (UN); el gobernador Rubén Costas, jefe nacional de Demócratas; y Ernesto Suárez, vicepresidente de Demócratas. Fue en la sede política de Costas, en Santa Cruz, como pasaba en 2014 cuando Doria Medina y el gobernador tejían en citas de hotel la alianza que después se llamaría Unidad Demócrata (UD), la misma que llevaría al jefe de UN a la candidatura presidencial, a Suárez como ‘vice' y que conseguiría la mayor bancada de oposición de la legislatura que cerrará en enero de 2020.

Descubiertos ahora, Costas mandó a Vladimir Peña, su vocero, a explicar la cita poco después de las 21:00. Lo hizo al lado del dirigente nacional de UN, Jaime Navarro, vocero de Doria Medina. Explicaron mucho, pero dijeron poco. La cita era normal, se había anunciado conversaciones para buscar una unión opositora capaz de enfrentar al MAS y no estaban cerradas las puertas al diálogo con otras siglas.

Pero el solo encuentro entre Doria Medina y Costas -quien pareció atacar al expresidente Carlos de Mesa, cuando sugirió que no haría alianzas con políticos que encabezaron gobiernos del pasado y que hoy usan disfraz de ‘ciudadanos'- ha sido un mensaje para el resto de la oposición: bien podría reeditarse Unidad Demócrata con la estructura regional, las siglas y los recursos económicos de ambos partidos, sobre todo si los otros candidatos plantean un camino solitario, como algunos creen que hace De Mesa.

García Linera ataca en persona

Todo ocurrió en la misma jornada en la que el vicepresidente Álvaro García Linera calificó como “patética y bochornosa” la intención electoral y las propuestas políticas de Carlos de Mesa, Víctor Hugo Cárdenas, Jaime Paz Zamora, Manfred Reyes Villa y Samuel Doria Medina, pues considera que representan la vieja guardia de los años 80 y 90, sin programas ni renovación real.

Por su lado, el alcalde paceño, Luis Revilla, insistió en que podría darse una alianza fuerte entre el FRI, SOL.bo y Demócratas, pero excluyendo a Doria Medina.

Sin embargo, los Demócratas y UN nunca estuvieron lejos y anoche abrieron la posibilidad de aliarse y lanzaron un mensaje concreto: “Queremos una alianza sin condiciones”, como una respuesta alusiva a Carlos de Mesa y Luis Revilla.

El ataque

Las reacciones a la ofensiva de García Linera fueron diversas. Paz Zamora prefirió no responderle específicamente, pero su equipo adelantó que hoy hará un anuncio. De Mesa y sus colaboradores optaron por el silencio. El exvicepresidente Víctor Hugo Cárdenas, en cambio, le dijo al vicepresidente que él no estuvo metido en “actos terroristas”.

Cárdenas dijo que él siempre fue un militante de la democracia: “No estuve metido en guerrillas, terrorismo y corrupción, ninguna cosa irregular que intente destruir el Estado y la democracia. No tengo las manos manchadas en sangre y siempre actué de frente al país”.

Por su lado, el vicepresidente señaló que también le parece “patético” que estas alianzas opositoras no emitan una sola propuesta concreta y que el foco de su interés está en definir quién será el diputado o senador en la franja de seguridad. “Una repetición de esa forma ambiciosa y personalista de la política que se vivió en los años 90”, dijo burlonamente el vicepresidente.

Cárdenas contestó que la agenda 2020-2015 es una lista de Papá Noel, de regalos y tras 12 años de Gobierno no tienen programa.Suárez le reprochó a García Linera el criticar propuestas que aún no se hicieron y lo llamó irresponsable.

En tercer lugar, García Linera se refirió a las plataformas. Primero “celebró” que se hubiera revelado por quiénes están conformadas: “Instancias casi individuales o corpusculares que buscan candidaturas a diputaciones y senaturías".

Lamentó que estas hayan puesto a Carlos de Mesa como su bandera y les que recordó que él es “una persona que fue parte de un Gobierno que hizo cosas contra el pueblo”.

Pero Cárdenas aseveró que es una lástima que el vicepresidente del Estado no se fije que su Gobierno es el prototipo del “reparto de pegas entre masistas, comunistas, socialistas, trotkistas, movimientistas, miristas. Además, entre familiares, hermanos, compadres, ahijados”.

‘Ciudadanismo’

García Linera criticó un concepto que Carlos de Mesa ha introducido en su discurso, el de llamar a los bolivianos conciudadanas y conciudadanos.

De Mesa explicó que el término “no está referido a un tema geográfico o demográfico, no tiene que ver con la ciudad, sino con derechos, deberes, presencia política”. García Linera replicó: “Ciudadanía fue una conquista popular, plebeya, colectiva, fruto de revoluciones... Estos aristócratas quieren colocarla como oposición a todo eso. Yo diría que buscan un restauracionismo de los viejos privilegios racializados, elitizados y aristocráticos frente a la presencia de lo popular”.

AGENDA

LIBROS
Entre los plazos previos anunciados se tiene que el 24 de octubre concluirá el plazo para la presentación de los libros de militantes.

MENOS DE UN MES
El 13 de noviembre se realizará el registro de las alianzas de organizaciones políticas. Hasta entonces hay tiempo para negociar los acuerdos.

CLAVES
El 23 de noviembre vencerá el plazo para la obtención de personalidad jurídica, el 28 de noviembre es el último día para la inscripción de las candidaturas de binomios y el 8 de diciembre se publicará la lista de candidaturas habilitadas. Ahí se verá si Morales podrá ir.