Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional salió a aclarar que la comisión Europea para la Democracia por el Derecho, conocida como 'Comisión de Venecia', no es un ente deliberante ni tampoco emite decisiones vinculantes; esa instancia concluyó ayer que la reelección indefinida no es un derecho humano.

"Es absolutamente falso presentar a esta comisión de Venecia como si fuera parte de la Unión Europea, es una instancia totalmente distinta a la Unión Europea. Es un órgano consultivo, no deliberativo y cuyas decisiones no tienen carácter vinculante, son opiniones que puede emitir sobre distintos temas", explicó el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, en conferencia de prensa.

Conoce más: 

La autoridad solicitó a la oposición que no lance "fuegos de artificio" y que sea "seria", no intentando demostrar que todo un continente se pronunció contra el fallo judicial que habilita a Evo Morales a ser nuevamente candidato parta las elecciones de 2019.

"La versión que ha dado el señor Quiroga huele a mentira, una nueva mentira. Nos recuerda aquella mentira cuando supuestamente se presentó un recurso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos y dijeron que esa acción fue admitida, pero el Gobierno aclaró que fue recepcionada", agregó el titular. 

Lea también: 

La comisión difundió ayer un informe a solicitud de la Organización de Estados Americanos, señalando que “la reelección no es un derecho humano como tal, sino una modalidad del derecho a ser elegido”.

"CONTUNDENTE: Comisión de Venecia @VeniceComm, brazo asesor jurídico de Consejo de Europa @coe, ante pedido de @Almagro_OEA2015, hoy señala que reelección NO es derecho humano ni absoluto, que se puede limitar para evitar abuso de poder. 20M sale informe y atentos a @OEA_oficial", adelantó ayer en su Twitter el expresidente Jorge Quiroga.

Puedes ver: 

El ministro Rada enfatizó que "la comisión de Venecia no es parte de ninguna estructura de la Unión Europea, ni de Naciones Unidas y tampoco de algún Estado, aquí se trata de una mentira", a tiempo de detallar que pese al pronunciamiento en Europa también se da un caso "paradigmático" con Ángela Merkel, reelecta por cuarta vez.