Escucha esta nota aquí

El Mundial de Rusia 2018 sigue dando que hablar. El delantero francés Antoine Griezmann aceptó la invitación de un periodista charrúa para colgarse una bandera de Uruguay en plena conferencia de prensa post partido de la final en Moscú. Los galos se coronaron campeones por segunda vez al derrotar a Croacia por 4 a 2.

Un hecho peculiar actitud del delantero del Atlético de Madrid de España que nace por el cariño y respeto que tiene el francés al país sudamericano. Diarios de Europa rememoran la relación del siete galo, que se remonta a su etapa en la Real Sociedad, donde compartió camarín con el atacante charrúa Carlos Bueno y que después hizo una buena amistad con Diego Godín.

Junto a Bueno, Griezmann empezó a tomar mate todos los días “me aficioné al fútbol uruguayo y a ver los partidos de Peñarol”, destacó a medios internacionales.