Escucha esta nota aquí

Una investigación finlandesa publicada en "Circulation" concluyó que la exposición de los niños al humo de cigarro incrementa su riesgo de padecer enfermedades cardíacas de adultos.

Para los niños cuyos padres fuman frente a ellos, y no limitan realmente su exposición al humo, el riesgo de enfermedad cardiaca es cuatro veces mayor que el de los hijos de no fumadores", informa CNN.

Los investigadores siguieron a más de 1,500 niños finlandeses por 20 años. Primero recolectaron datos entre 1980 y 1983, midiendo el nivel de cotinina, un subproducto que se queda en la sangre después de ser expuesto a la nicotina.

Luego hicieron un chequeo nuevamente en 2001 y 2007 para medir los niveles de placa arterial en los ahora adultos. Los niños que tuvieron mayores niveles de cotinina también tuvieron niveles mayores de placa carótida de adultos, lo que significa que puede desencadenar en enfermedades cardiacas.

"Este estudio aumenta la evidencia que la exposición a humo de segunda mano durante la infancia aumenta el riesgo de enfermedades del corazón en la adultez,” dijo Stanton Glantz, un profesor de la Universidad de California, del Centro de Investigación, Educación y Control de Tabaco de San Francisco a CNN.