Escucha esta nota aquí

Esta molestia es común a muchas personas en el mundo. Desde un punto de vista médico su origen se debe cuando el celebro tiene que elaborar mucha información y el cuerpo está parado, pero alrededor todo se mueve causando de esta manera nausea, fuerte dolor de cabeza y vomito. Para evitar todo eso, Citroën ha desarrollado unas gafas especiales llamadas “Seetroën”, que reducen la sensación de incomodidad en los pasajeros y evitan que sufran. Este accesorio funciona gracias a un líquido coloreado que se encuentra en la parte inferior del marco para "engañar" a los ojos y hacerles creer que es la línea del horizonte. El líquido se mueve hacia la izquierda y hacia la derecha, pero también hacia adelante y hacia atrás, y ayuda al cerebro evitar las interpretaciones erróneas de los estímulos visuales. La tecnología del líquido coloreado no es nueva, pero proviene del campo médico y en este caso fue desarrollada por una empresa francesa, que garantiza un 95% de efectividad en personas con al menos 10 años de edad.