Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales reaccionó molesto frente al informe que dio en la víspera el Departamento de Estado de los Estados Unidos (EEUU) sobre la cantidad de coca cultivada en Bolivia, el cual advierte la existencia de 35.000 hectáreas de plantación del arbusto, frente a las 20.400 hectáreas verificadas por la ONU. 

"Este informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos es para pretender justificar el fracaso que tiene el Gobierno de los Estados Unidos en su lucha contra el narcotráfico. Que su secretario venga a aprender", señaló el mandatario en conferencia de prensa en Tarija.

Los datos del país norteamericano indican que en territorio nacional hay 35.000 hectáreas de hoja verde, mientras que el monitoreo de 2014 de la Organización de las Naciones Unidas Contra las Drogas y el Delito (Unodc) reporta la existencia de 20.400. 

Conoce más: Revive tensión entre Bolivia y EEUU por la coca

"Fracasó la llamada erradicación con compensación, la erradicación con intervención, las políticas de coca cero, con cero de campesinos y desde el año 1961, desde la Convención de la ONU, se planteó en 25 años erradicar toda la coca, incluso el pijcheo, pero no pudieron", dijo Morales. 

El mandatario anticipó que "pronto vamos a escuchar investigaciones científicas sobre las cualidades de la coca, no por eso estamos defendiendo la coca, sé que una parte se está desviando al narcotráfico, a la producción de droga, pero la forma de lucha antes estaba equivocada".

Instó a EEUU y otras potencias extranjeras a aportar a esta lucha por responsabilidad y no como cooperación. Resaltó también que el modelo boliviano de lucha contra el ilícito es apreciado por varios países del mundo. 

"Lamento mucho, compañeros, que todavía tratan de tergiversar. Informar que en muchos países está en debate el modelo de lucha contra el narcotráfico de Bolivia, control social, aunque no es en un cien por ciento, pero un buen porcentaje respeta", aseveró.

También puedes leer: Admiten desvío ilegal del 40% de la coca

Sostuvo que pedirá  a Cancillería "que se contacte con su par de los Estados Unidos para que informe sobre los resultados. En vez de satanizar esos datos, deberían estar resaltando nuestro modelo de lucha contra el narcotráfico".

Sobre el cato de coca

La autoridad reconoció que existen algunos productores de las seis federaciones del Trópico de Cochabamba que no acatan el cato de coca y que extienden sus cultivos fuera de lo legal, incluso llegando a parques nacionales. 

"Evidentemente, no todos respetan el cato de coca, lamentablemente, si cada año estamos reduciendo 10.000 hectáreas, debería bajar, pero por año son tres mil hectáreas netas. Revisen", exclamó el primer mandatario.